Cuando yo muera…


Nací con crisis existencial. Siempre me he preguntado qué hago en la tierra, cual será mi misión en este mundo… porque no creo que uno venga aqui simplemente a pasar desapercibido, definitivamente no lo creo y me parece un desperdicio aquellos que parten sin dejar huella.

Yo pienso dejar huella de alguna manera, así sea solo en mi familia pero en realidad aspiro a más y espero que así sea, porque siempre he sido una mujer de grandes aspiraciones y he ido logrando las cosas que me he ido proponiendo. Compito conmigo misma, pero no para acrecentar mi ego viendo que cada vez puedo hacer cosas mejores, sino para ver si algún día, o con todos los días de mi vida misma logro hacer algo que cambie el mundo, aunque sea un poquito nada más, no por mi ni por el reconocimiento, sino por el mundo mismo.

Mi mamá a veces me dice que no sabe yo a quien le salí, yo tampoco sé a quien le salí porque a diferencia de mi familia tradicional y católica, siempre he cuestionado todo, no creo de lleno en nada hasta no comprobarlo, tengo mis propias teorías y conceptos de muchas cosas de la vida y no estoy de acuerdo con muchos sistemas pero por ahora solo soy un poco revolucionaria conmigo misma y no con el mundo entero. Mi vida es creativa, y así seguirá siendo siempre porque de lo contrario, estaría perdiendo mucho de mi escencia.

Si llego a viejita, no me pienso jubilar, trabajaré hasta el último día que mi cuerpo y mi mente me lo permitan, porque siempre haré lo que ame. No dejaré de moverme, no dejaré de explorar a las personas y al mundo. Pero no tengo esa certeza, podría morir en cualquier momento y por eso escribo este post a mis 28.5 años de vida. Uno no sabe cuando, una amiga del colegio murió a sus tempranos 17 años en el año 2001 y su muerte me dejó impactada, justo 8 meses después de la muerte de mi abuelita Judith que es la que más me ha dolido en la vida, todavía me salen lágrimas cuando pienso en ella, me hace mucha falta.

La muerte, ese suceso que siempre me ha inquietado. Hasta la muerte de mi abuela lo veía como algo normal, e incluso positivo, no le tenía miedo, en su funeral me hice la muy “machita” y no derramé una sola lágrima. No derramé una sola lágrima en su funeral y ese nudo en mi garganta nunca se deshizo. Diez años después de su muerte me salen y me salen lágrimas cada que digo su nombre, cada que la recuerdo, cada que pasa esa fecha. Así como en este momento que escribo sobre ella.

Este año he aprendido muchas cosas de la vida, muchas mas que nunca! Incluso a entender la muerte desde mi lado racional y espiritual, aunque mi lado emocional todavía no lo asimile del todo, asi que ya no me da miedo mi muerte, me da mas miedo la muerte de los que amo, pero con lo que he aprendido, sé que es algo inevitable que debo aceptar y que debo deshacerme de apegos para aceptarlo con serenidad y menos angustia.

He disfrutado del viento en mi cara ondeando mi pelo, amo el momento en que vuelvo a ver el mar, me sorprendo con cada flor e insecto que antes no había visto, me he bañado en muchos rios y cascadas maravillosas, he dormido a la intemperie, fui feliz cuando conocí la nieve, disfruto a las personas y sus particularidades, especialmente a mi familia que la amo, adoro aprender cosas nuevas y bailar y cantar todo el día. También he sufrido mucho, la mayoría de veces por estupideces a las que no debería darle trascendencia, es parte de esa crisis existencial mia que a veces me quita las ganas de estar por aqui, pero vuelvo y recuerdo todo lo que he disfrutado y me vuelven las ganas de seguir con esto.

Algún día moriré, no sé si mañana o en 72 años. Acuérdense que soy una SuperNova, cuando muera, habrá luz y no oscuridad, mi cuerpo se habrá ido pero mi alma vivirá eternamente. Con mi huella cambiaré varias vidas de manera positiva, espero no dejar huellas negativas a pesar de mis errores.

Quiero que sepan que siempre los he amado y los amaré infinitamente, así tengamos diferencias, así no nos llevemos bien, así crean que no los he perdonado por cualquier cosa… a todos los acepto como son, a todos los he perdonado y les perdonaré lo que haya que perdonarles en el transcurso de mi vida, así que por favor no crean que quedaron asuntos pendientes si así lo sienten.

Sueño con un funeral muy espiritual, muy diferente de esas tétricas tradiciones a las que nos obligan a vivir hoy en día. Odio los velorios, asi que por favor no me velen. Quisiera que todos brillen su luz, y me acompañen a mi paso a la vida eterna con aceptación y serenidad, así que por favor no se vistan de negro sino de blanco o muchos colores con los que se sientan vivos. No quisiera misas de ninguna religión, pero sí una bendición de quienes me acompañen y alguna lectura espiritual positiva acerca de la muerte. Creo en Dios, pero no en religiones, así que Él estará presente siempre conmigo y con ustedes.

Me encantan las flores pero en los jardines, en los funerales huelen a muerto, huelen terrible, asi que pueden dejarlas en la tierrita, prefiero que eso que vale enviar un ramo de flores que igual se pudrirán, la donen a una fundación donde habrá personas o animalitos que realmente la necesiten. Por favor! No desperdicien mis órganos… todo lo que se pueda usar, que lo usen para que alguien pueda disfrutar unos cuantos días más su propia vida. Prefiero fundirme en las llamas de la cremación a que me coman lentamente moscas y gusanos (a los cuales les tengo bastante fobia), pueden quemar conmigo a Sarita mi muñeca y a mi diario, a no ser que quieran guardarlo para recordarme por unos años.

Y puedo eternizar mi materia convirtiéndome en parte de mi lugar favorito de Colombia, el Valle del Cocora, asi que mis cenizas pueden enterrarlas en el, bien lejos donde se unen las montañas, y sembrar una palma de cera alli mismo. Una palma que aunque no es de playa me recordará al mar, el eterno amor de mi vida…

Y espero encontrarme a mi abuelita Judith, a mi tia Elena, a mi abuelito Abel, conocer a mi abuelita Edilma, encontrarme a mis bisabuelos, a Cata Ormaza, a Kiki Velez, a Domingo Monsalve y todos aquellos más que pasaron y pasarán a la vida eterna antes que yo.

Los quiero!

Mi Valle del Cocora, camino a caballo

Vista panorámica de mi Valle del Cocora

El cielo y las altas palmas de cera

Anuncios

16 thoughts on “Cuando yo muera…

  1. Me tocaron mucho tus palabras y comparto muchas cosas de las que escribiste, especialmente la parte de la muerte de tu abuelita; yo en cierto modo pasé por lo mmismo con mi abuelito, no derramé ni una lágrima por hacerme el fuerte, y ahora cada vez que me acuerdo, me arrepiento.
    Muy boitas tus palabras, y las fotos.
    Saludos!

  2. Encontré un pensamiento budista muy apropiado para tu post.
    “Dicen los budistas que la vida es un río, que navegamos en una balsa hacia el destino final. El rio tiene su corriente, velocidad, escollos, remolinos y otros obstáculos que no podemos controlar, pero contamos con un remo para dirigir la embarcación sobre el agua. De nuestra destreza depende la calidad del viaje, pero el curso no puede cambiarse, porque el río desemboca siempre en la muerte”.

    https://karlkorner.wordpress.com/2010/08/05/pensamiento%C2%A0budista/

    Claro que encontré otro de Wody Alen
    “”No te tomes tan en serio la vida… Al fin y al cabo no saldrás vivo de ella!!!

  3. Pensarás que te estoy stalkeando, pero no.

    Descubrí tu blog hace poco y me animé a comentar porque tenemos digamos, cosas en común. Hace poco cerré mis blogs y una de las entradas más populares en uno de ellos era la que hablaba algo muy similar a esta entrada, a partir de una epifanía que tuve un día que casi me atropella un taxi.

    La muerte es algo inspirador, con todo y el temor que nos infunde. A mi me da miedo la vejez, sinceramente, la decrepitud y como el mundo se pone en contra de uno, después de que uno ha dado casi todo. En fin.

    Otra cosa curiosa que descubrí es que yo reaccioné de la misma manera ante la muerte de mi abuela: no lloré el día, pero un año después parecía una Magdalena. Ay dios, casi me deshidrato.

    Seguiré pasando Ana María. Saludos.

  4. Hola Ana. Me declaro mas que seguidora de tu blog. Eres muy espiritual y ademas una muy buena persona, según lo que se lee (no es necesario que te conozca)
    Mientras me disponía a leer este escrito llego una amiga,aproveche y lo leí en voz alta,porque me interesaba que escuchara, así a ella no le interesara. Lo lei con nudo en la garganta y todo..y pensando mientras leía, en las cosas que dices y con las que uno se identifica.Hubo un silencio cuando termine de leer..miro a mi amiga y esta hecha un rió de lagrimas..mi mama parada al lado mio.. Entenderás todo los sentimientos que moviste y lo inspirador que puede ser..
    Simplemente GRANDIOSO. cuídate!

    • Maryory que bonitas palabras, me alegra poder sacudir un poco a las personas con lo que digo, pienso o escribo pero me da cosita que haya lágrimas, espero que no sean de tristeza sino de alegría o reflexión! Si quieres, en la parte de abajo hay un espacio para que te suscribas por mail, te notificará cada que suba algo nuevo nada mas para que no te lo pierdas! Un abrazo!

      • sip! ya me suscribí desde tu segunda entrada, 😛 Así apenas abro mi mail,me llegan tus novedades y buenos escritos! abrazo pa’ ti también!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s