Mi secreto acerca del espacio – tiempo


Bueno, esto es un poco enredado de escribir, pero lo haré lo más corto y sencillo que pueda. Todo nace en mi espíritu filosófico y existencialista, pero resulta que el año pasado comprobé que tengo el control sobre el tiempo, y puedo hacer que este pase más rápido o más despacio. No solo yo, todo el mundo tiene este control. El secreto está en entenderlo.

Y resulta que llevo dándole vueltas a esto en mi cabeza toda la semana para escribir esta entrada, y resulta que ayer me empecé a leer un nuevo libro, que les recomiendo “Un feliz bolsillo lleno de dinero” (De David Cameron Gikandi), que uno pensaría que nada tiene que ver con esto… y empieza hablando de física cuántica y de teorías de la relatividad y del tiempo y el espacio. Y yo me quedo sorprendida: otra vez me está hablando el universo. Me parece impresionante descubrir algo por mí misma y después leer que lo que descubrí ya lo había explicado algún científico, como en este caso, mi querido Albert Einstein.

Se supone que el tiempo es la división de los sucesos de la vida en intervalos iguales, pero uno no lo siente siempre igual. La explicación de la relatividad del tiempo y el espacio es un poco más compleja pero cierta, de todos modos no entraré en ese detalle, esa está en el libro.

Siempre me pregunté por qué cuando era pequeña, un año se me hacía eteeeeeerno, un año en el colegio, la misma rutina de todos los días, era toda una eternidad. Cumplí 15 años y ya alguien me había advertido que a partir de ahi el tiempo se me iba a ir volando, y así fue. Terminé la universidad en una percepción de tiempo a veces corta y a veces larga, dependiendo de la perspectiva en la que lo mirara. Y luego de eso, la mayoría de mi tiempo se va volando.

Siempre me pregunté por qué cuando uno la está pasando bien el tiempo se va volando y por qué cuando uno la está pasando mal el tiempo se hace eterno.

Y empecé a trabajar luego de salir de la u… y me encuentro con que el tiempo no me alcanzaba para nada, se iba tan rápido que no alcanzaba a hacer lo que tenía programado. Siempre estaba cogida del tiempo por más cosas que hiciera (porque no precisamente era pereza, ni horas de sueño ni ineficiencia en el trabajo). Hasta que un día descubrí que no tenía tiempo porque creía que no lo tenía.

Y lo más paradójico: pensando en mi trabajo, resulta que la vida se me iba volando, pero pensando en mi vida, parecía como si no avanzara casi. Vaya usted a saber por qué en una cosa sí avanzaba y en la otra no si se supone que el tiempo es el mismo.

Y vaya usted a saber por qué tengo 28 años y todavía me piden cédula? El tiempo pasa más lento a través de mi cuerpo o qué será lo que pasa conmigo, será por eso que todavía me siento de 17? A que horas resulta que ya soy una “catana” como veía yo a la gente de esta edad cuando era teen? Y lo mismo le pasa a mi papá que tiene 58 años y a duras penas aparenta unos 40.

Siempre me preguntaba como hace unos 150 años viajar, digamos de Pereira a Medellín podía tardar meses enteros, toda una experiencia a caballo, haciendo que la distancia pareciera más larga y que el tiempo fuera más lento. Y lo comparo ahora con ir en carro que son solo 4 horas, o ir en avión que son solo 20 minutos!. Y es que 20 minutos me demoro caminando desde mi casa en la aguacatala hasta Oviedo! 225Km en avion se recorren igual que 1Km a pie… y los 20 minutos en avión son efímeros, y los 20 minutos caminando se sienten más largos! y pareciera que Pereira y Medellín están pegados en avion, pero a caballo están lejísimos… y ahi empecé a ver que esto del espacio – tiempo es relativo.

Esto del espacio – tiempo ES relativo, ya lo había comprobado, y lo leí en mi libro que pareciera no tener nada que ver con esto. Einstein explicando la teoría de la relatividad en un lenguaje que cualquiera pudiera entender dijo lo siguiente:

“Cuando te sientas con una linda chica durante dos horas, te parece que es solo un minuto, pero si te sientas sobre una estufa caliente durante un minuto, te parece que fueron dos horas. Eso es relatividad”

El día que descubrí que no tenía tiempo porque creía que no lo tenía, empecé a no trabajar los fines de semana ni por la noche… y resulta que ahora el tiempo me alcanzaba hasta para mi!… Ese día controlé el tiempo. Ese día comprobé la teoría de la relatividad de Einstein sin saberlo. Y desde ese día, casi siempre lo hago, si quiero que el tiempo pase más rápido, lo logro, si necesito que el tiempo me rinda más, lo hago también, si quiero eternizar un momento en mi vida, también puedo hacerlo… y se siente delicioso!.

El secreto es lograr entenderlo.
Si quieren el libro, lo tengo en PDF y se los puedo enviar.

Anuncios

14 thoughts on “Mi secreto acerca del espacio – tiempo

  1. Ana, que buen post, es totalmente cierto!

    Yo desde hace unos dias he venido pensando lo mismo, una noche me mentalizo en que el siguiente día no me va a alcanzar el tiempo para nada, y así sucede.

    Es increible como uno puede controlar el tiempo, hacer que rinda, y que pase más rápido o más despacio.

    Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s