40 años de amor


Era en los años 70s, en la Universidad de Caldas de Manizales que ella veía pasar ese “muchacho” de chaquetica roja (alias mi papá), cuyo nombre era Ramón, con cara de estudioso, muy flaquito y moreno, de gafas y pensaba “que bello”. Entonces después por cosas de la vida, terminaron viviendo en la misma residencia estudiantil… y la señorita Nohemi (alias mi mamá), toda una mamacita, mujer hermosa, inteligente y de alma alegre, de cuerpo estilizado, se lo “levantó” después de que se conocieron y se hicieron amigos… jajaja… más o menos así es la historia que ellos cuentan.

El, oriundo de la ciudad de Pereira y ella oriunda de Manzanares, Caldas, llegaron a la ciudad de Manizales a estudiar sus respectivas carreras, donde pasaron los mejores momentos de su juventud… y esa helada ciudad fue el punto donde se hizo probable mi existencia y la de mi hermana.

Diez años duraron de novios hasta que por fin! Decidieron casarse un 3 de Octubre del año 82. Yo fui su primogénita y nací al año siguiente y al siguiente nació Laura, mi hermana. Y entonces nos convertimos en una familia donde a veces no se sabe “de donde salieron esas muchachitas” pero yo sí sé de donde salimos: de esas combinaciones y contrastes de las personalidades de nuestros padres, agregándole el toque personal y creativo de cada una.

30 Años de casados cumplen hoy + 10 años de novios… toda una vida juntos.
Y es el más lindo referente de matrimonio que tengo en el mundo. Siempre que me preguntan por ellos digo que parecen un par de pajaritos recién cuadrados… y así son, literalmente, se aman.

Yo pensaba que eso era para todo el mundo, pero últimamente me he dado cuenta que no es tan fácil encontrar ese pajarito enamorado que vuele junto a uno durante el resto de la vida, compartiendo uno al otro sus proyectos y sueños… pero sé que aunque el mío está demorado, por ahí debe estar, de eso estoy segura.

Ahora viven felices en Pereira, en la casa que siempre soñaron tener, con un jardín gigante lleno de árboles frutales y todo tipo de plantas, en medio de las montañas cafeteras. Tienen una nueva hija gata, se llama Nova y es el centro de atención, porque ella se adueñó del lugar como buena gata que es. Y está Vainilla que es la perrita del vecino, con su hijo Amareto (que es un gato), que les hacen visita todos los días y les alegran mucho la vida con las historias que vienen a contarles y los shows que hacen en el jardín.

Yo los amo con toda mi alma, así como también sé que mi hermana los ama, porque han sido los mejores padres del mundo, porque ellos nos inspiran a ser lo que somos ahora y lo que seremos en el futuro. Ese amor entre ellos es de esos infinitos… como el universo entero.

Felicitaciones papi y mami!!

Anuncios

One thought on “40 años de amor

  1. Está muy bonita la historia de sus papás, señorita Ana María. Soy un escéptico y creo que las relaciones ya no son las mismas y que encontrar algo como lo de sus padres es muy complicado, pero al menos estos referentes nos dejan soñar.

    Felicidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s