Maldito Lunes


˜

Supe que tenía que escribir acerca de esto, al darme cuenta tristemente que varios de mis contactos en facebook, y en la vida, casi que no disfrutan el Domingo por estar pensando en el Lunes. Maldito Lunes. Esto se ha convertido casi que en una epidemia mundial. Todo el mundo odia los Lunes y nadie quiere que este día llegue.

Llega el Viernes, último día de la semana y todo el mundo está contento de haber “terminado”, cosa que no es verdad, porque en realidad es solo una pausa. El tiempo es relativo, las semanas son convenciones creadas por nosotros mismos. El Sábado, por lo menos medio día, es para muchos de descanso, y el Domingo, es casi para todos, el día sagrado de descanso… y son los únicos 2 días de la semana que supuestamente tenemos para nosotros mismos y las personas que queremos… y sí, casi siempre es así.

Llega el Lunes y solo pensar en la oficina o en los salones de clase, nos hacen deprimir. Y entonces yo me pongo a pensar: ¿Por qué? Y llego a la triste conclusión que cuando a uno le dan pereza las cosas, es básicamente por dos cosas: 1. Cansancio de la rutina. 2. No estar contento con lo que uno hace.

Yo, le doy gracias a la vida que a mi los Lunes no me dan pereza y les voy a contar mis razones.

Amo lo que hago. Todos los días de mi vida me levanto feliz y agradecida de poder dedicar mi vida a lo que me apasiona. No importa si es Domingo, podría seguir trabajando feliz, de hecho antes lo hacía, hasta que me di cuenta que de todas maneras debía descansar y darle un aire a la mente y al cuerpo para poder seguir con más ánimo, porque obviamente a veces me siento aburrida de la rutina o por inconvenientes particulares de cada día. Así que ahora intento no trabajar el domingo, más por salud que por pereza. Si me toca trabajar, lo que hago entonces es descansar cualquier otro día.

Me preocupa mucho que mi mundo viva una vida con falta de pasión. De hecho fue de lo que más les hablé a mis estudiantes este inicio de semestre en la universidad. Sí, que desastre tenerse que levantar todos los días a hacer algo que uno no disfruta, la vida se vuelve aburridora y miserable.

Mi intención no es criticar, sino despertar eso en ustedes que de pronto no han notado.  La vida es para disfrutarla, hay mucho tiempo para estar muerto. Entonces ¿por qué no dedicar todos nuestros días a lo que nos gusta?. La respuesta es casi siempre la misma: Miedo. Miedo a no conseguir otro trabajo, miedo a no tener plata, miedo a no ser capaces de hacerlo, a no ser lo suficientemente talentosos, a lo que nos digan las personas. Sea cual sea el miedo, el miedo de siempre, es el miedo al cambio.

Lo ideal es superar esa barrera de la zona de confort, que encontré muy bien explicado en este video que sé que varios ya han visto porque ha estado bastante compartido en todas partes.

Cuando uno ama lo que hace, los días de la semana son una ilusión, todos son casi iguales, porque ahora lo único que tendrá riesgo de aburrirte es la rutina. Algo que también tiene solución, porque es simplemente cuestión de creatividad y de organización. Y pueden estar pensando que lo que les gusta “no les da plata” pero así no necesariamente es.

No se si han oído hablar del DHARMA. El Dharma se supone que es la misión que cada uno tiene en su vida. Solo hay que hacer un poco de silencio mental para escucharse a sí mismo y saberla. Se dice que cuando una persona lo encuentra, su vida instantáneamente es feliz y la abundancia llega sola… y así es porque en este mundo todo se mueve con amor y pasiones, junto con otras cuantas leyes físicas y espirituales del universo. No estaría echando esta carreta al respecto si no fueran cosas que he ido comprobando durante mi vida.

Así que el Lunes, no es más que un día igual que los otros, que la convención que nosotros mismos impusimos, hace que de algo de “tedio” por ser el primer día de actividad después de los días de descanso, en un mundo donde falta más pasión.

Un Lunes para mi, es un nuevo comienzo, una nueva oportunidad que agradezco a la vida. Porque he tenido casi siempre el sábado y el domingo para aclarar mis ideas y escucharme, y porque el Lunes es ese día en el que puedo cambiarlo todo, o seguir en la misma aburridora vida…

Piénsenlo un poco e intenten cambiar esa perspectiva, ahora que saben que si los Lunes dan pereza, es por culpa de uno mismo.

Anuncios

6 thoughts on “Maldito Lunes

  1. Excelente, completamente de acuerdo, tengo tu misma percepción, para mi es rico que llegue el lunes y poder corregir lo malo de la semana pasada o simplemente buscar nuevas oportunidades. Un abrazo. Con tus reflexiones cada vez me sorprendo más la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s